Nada es real; todo es un sueño. Dios, el hombre, el mundo, el sol, la luna, las estrellas... todo eso es un sueño; nada de eso existe. Nada existe salvo el espacio vacío, ¡y tú!